Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

Billy Elliot

Billy Elliot


Intérpretes: Jamie Bell , Julie Walters , Gary Lewis

Título V.O.: Billy Elliot
País: Reino Unido Año: 2000
Fecha de estreno: 22/10/2000
Duración: 111 minutos
Género: Drama



Sinopsis

Billy Elliot es un preadolescente huérfano de madre que habita un barrio obrero del condado de Durham durante los años 80 en que se dan movilizaciones de trabajadores y mineros.  El padre del niño le apunta a clases de boxeo, y en el mismo gimnasio hacen ballet un grupo de niñas, arte por el cual Billy se sentirá atraído.  Para poder desarrollarse y formarse como bailarín tendrá la lucha interna, familiar y social por la falta de aceptación y los prejuicios propios del contexto con los que romper.





N5


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Nuria 25 febrero 18

Valentía y tesón desde la ternura y verosimilitud, así resumiría de la manera más breve posible lo que es Billy Elliot. Pues Billy Elliot, magistralmente interpretado por el joven Jamie Bell, con 11 años descubre su pasión, su necesidad de lo que quiere ser y lejos de resignarse, reprimirse o permitir que minen su autoestima; lo afronta, se supera y lo reafirma dando toda una lección a su entorno cercano. Es más, me atrevo a decir, que gracias a este clásico casi a modo de cuento, se convierte en un símbolo sobre esa necesidad de libertad para elegir lo que cada cual quiere hacer con su vida, sea o no aprobado en ese momento. El típico "siempre sé tú mismo" que muchas personas predican y a las que pocas personas se atreven, queda perfectamente reflejado en este largo. Ya no solo a nivel argumental y con una fantástica y cautivadora banda sonora, sinó también con elementos de técnica cinematográfica en la que se consigue mayor amplitud de visión en los momentos en que Billy baila promoviendo esa sensación de libertad y alegría; en contraste con lo angosto de las imágenes del hogar del niño o las manifestaciones, que provocan cierta sensación de ahogo. Todo esta queda magníficamente reflejado en el número de baile en que el más joven de los Elliot recorre las calles de la ciudad bailando y desahogando su enfado, acabando literalmente aprisionado por los muros de la ciudad. Unos muros que lejos de ser sólo físicos, son intelectules, retrógrados, estigmatizados y rígidos por un pensamiento poco progresista y conservador de todo aquello que se nos ha inculcado que es "como debe de ser".

En unos tiempo en que la clase obrera se encontraba especialmente bajo la represión del gobierno y en un entorno hostil de revuelta de la clase baja, los hombres eran llamdos a la revolución y el sufrimiento por su ideales. Muchas veces, a lo largo de la historia, defender el bienestar y la dignidad humana ha supuesto una lucha de clases. El boxeo simboliza como el padre de Billy quiere y espera que el pequeño siga sus pasos, en cambio, el boxeo no es "el arma" simbólica con la que Billy se siente cómodo, no forma parte de sus habilidades, su cuerpo y su alma están hechos para bailar, y así desarrollará lo necesario para sobrevivir al su propio entorno hostil.

Me es imposible no ver en la cinta toda una oda a la masculinidad mediante el ejemplo de lo viril rompiendo con todo su estereotipo y prejuicio. Como mujer que soy, me ha sido presente lo difícil que es ser mujer en un mundo machista. En cambio, tampoco es fácil ser hombre y ajustarse a lo que de algo tan azaroso como es el género deba convertirse tu vida.
Engancha el paralelismo de ambas luchas, la lucha social de los varones del entorno de Billy al mismo tiempo que él mantiene su lucha personal para que también se tolere su visión, sentir y forma de hacer.

La cinta es preciosa y creo que no hay manera de cansarse de la misma. Delicadeza en las escenas, personajes trabajados y de peso aunque aparezcan poco tiempo en pantalla, emocionalidad sin buscar dramatismo fácil y sobre todo una riqueza en la expresión y en la representación de la relaciones con mucha sensibilidad. En especial, es proceso que hace el padre y hermano del protagonista y la fortaleza de éste ante sus acusaciones; y ¿¡cómo no!? la severa y a la vez cariñosa profesora que detecta la curiosidad del niño y con dureza le da un apoyo indispensable y amoroso.

Por todo esto y mucho más, Billy Elliot se merece el reconocimiento y los premios conseguidos como película más que recomendable.




N5


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo