Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

Intocable

Intocable


Intérpretes: François Cluzet

Título V.O.: Untouchable
País: Francia Año: 2011
Fecha de estreno: 02/11/2011
Duración: 109 minutos
Género: Comedia



Sinopsis

Calificada de comedia no deja tener un fondo algo dramático.  Phillipe, tetraplégico a causa de un accidente, adinerado y con una exquisita educación se encuentra físicamente limitado para realizar todo aquello que económicamente se pudiera permitir.  Por otro lado, Driss, dentro de unas limitaciones económico, familiares y sociales, se permite ser tan libre como le sea posible.  Dos personas dispares, de manera "casual" acaban forjando una gran amistad gracias a la calidad humana de ambos.   







N5 


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Nuria 27 mayo 14

Una de las pocas películas que muestra la sensibilidad sin ser "sensiblera" ni "ñoña", de forma tierna y cómica a la vez.  Naturalidad y un argumento basado en una historia real, muestran el sentido de conocerse, confiar y compartir en una relación de amistad en su estado más puro.  Obtuvo muy buena crítica desde las primeras semanas de su estreno.  Desde los primeros minutos de película esta lleva impregnada la palabra "Ooolé!" por BUENA y BONITA.

No tenía mucha referencia de la película, alguien me la recomendó pero a priori, he de admitir que pensé que seria la típica película de confrontación de dos mundos simplificados en dos personas con algún drama de por medio.  Al final, la vi en los primeros dias de su estreno, y me alegré muchísimo de que me hubieran llevado al cine a verla. En posteriores visionados me ha seguido dando la misma satisfacción.

El argumento en sí, es sencillo.  Driss (Omar Sy), un joven de barrio bajo  y con sus dificultades sociales, resulta que para poder seguir cobrando las ayudas del estado tiene que justificar la búsqueda de empleo.  Llega, casi por error a trabajar para Phillipe (François Cluzet).  En un primer momento, no parece que Driss debiera ser la persona más apropiada para cuidar de un tetrapléjico.  Poco sabe del tipo de cuidados, y su educación no parece haber sido "muy exquisita" como para encajar en un entorno de alto nivel económico y cutural.  Sin embargo, éste se va desenvolviendo con gracia y con bastante éxito.  Ambos parecen poco a poco ir congeniando y "sintonizando".  Llegan pues, a entablar una relación verdaderamente empática y de amistad más que envidiable.  No es un mero intercambio cultural o de visiones y estilos de vida; uno llega al otro y el otro al uno compartiendo buenos y no tan buenos momentos, mirando uno por el otro mútuamente; comprehendiéndose.  
Puede que por lo que me gusta escuchar o por la costumbre de atender a la música, en este caso, pienso que el intercambio de gustos y cultura musical, es uno de los puntos con que mayormente queda simbolizada la "sintonía" que citaba.  Sea dicho de paso, que la banda sonora, es de lo más ajustada y complementa a la perfección cada momento del largometraje, augmentando (si cabe) la emocionalidad que se trata de transmitir en cada instante.  De destacar, el emblemático bailecito que se marca el personaje de Omar mientras suena "Earth, Wind and Fire" con la panda que acompaña a Phillipe en la celebración de su cumpleaños, después del nada despreciable concierto en vivo de música clásica (comparable, en gracia al mítico "esquelo moving" de Jean-Claude Van Damme en 1989 en Kickboxer, pero con mayor "ká-é-lité").  Al igual que la primera escena, que pronto será clásica, y muchas de similar corte y estilo más que diferenciado.

No es una película sorprendente, ni llena de imprevistos, pero, lo cierto es que, en el momento menos pensado, te saca una carcajada o mínimo una sonrisa.  La cantidad de situaciones que se dan en clave de humor, sin resultar un humor negro, facilón, ni de mal gusto, es de agradecer y de lo más atrayente de la película.   La interpretación de los protagonistas François Cluzet y Omar Sy es verdaderamente magistral, sin hacer de menos a una cantidad de secundarios que tienen más de un punto notorio.   

Sin duda, hay un trasfondo social y cultural del que mucho se podría analizar.  La diferenciación de clases, los estereotipos, el trato que se da a las personas con algún tipo de handicap...  Pero, sobretodo la idea final de que la calidad humana se encuentra en la afectividad y  en el fondo humano, como algo individualizado y que no tiene por qué atender a las "etiquetas" que tanto nos ofuscamos en poner para dar un aparente orden a  la sociedad.


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo