Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

El año de la garrapata

El año de la garrapata


Intérpretes: Félix Gómez , Javier Veiga , Verónica Sánchez , María Vázquez , Víctor Clavijo , Camila Bossa

Título V.O.: El año de la garrapata
País: España Año: 2004
Fecha de estreno: 20/08/2004
Duración: 105 minutos
Género: Comedia



Sinopsis

El año de la garrapata narra, en primera persona, la historia de Fran tras licenciarse tras 9 años cursando la carrera de veterinaria. Pronto comprobará que las opciones que le ofrece el mercado laboral no son del todo apetecibles, que la respuesta de sus padres no es la que se esperaba y la aceptación de sus amigos y novia será lo que le condicione durante el próximo año, reflejando de forma sátira las inquietudes y aspiraciones de un buen número de personas en nuestro país.

 

 

 

N6


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Jaime Novo 28 diciembre 15

Película contada en primera persona, primerísima más bien, dado que nuestro protagonista, Fran, no solo narra los sucesos de la película sino que directamente se dirige al espectador durante el transcurso de la escena, un gesto ahora muy visto y vitoreado en House of Cards, claro que ahí hablamos de Kevin Spacey.

Aquí nos referimos a Fran, un chaval -o no tan chaval- carente de espíritu y algo desdibujado, que acaba de terminar la carrera tras nueve años cursándola, con lo que analiza cuáles van a ser sus primeros pasos durante estos próximos meses, que terminarán convirtiéndose en un año muy de garrapata.

El año de la garrapata

Salvando las distancias, del mismo modo que Trainspotting tiene una introducción ya demasiado mitiquísima: “Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas…” En este caso nuestro prota se marca la siguiente: “¿Que qué voy a hacer? Cierto, había aprobado, ¿pero ahora qué? ¿Qué me quedaba hacer en la vida? Buscar trabajo, buscar un piso, casarme con Ana, abonarme al plus, tener hijos, echar barriga, perder el pelo y palmar. Hombre, ¡joder! No digo que esté mal, pero yo tengo mejores planes para mi vida”.

Así se presenta Fran, cuyas expectativas cuando finaliza la carrera eran diferentes a lo que finalmente acontece, tal y como se muestra en el primer minuto de película. En el minuto dos aparece en escena su amigo Morgan, quien le aconseja en todo, siempre con ese puntito de guasa que, en ocasiones, desquicia a Fran, hasta el punto de que hay cosas que prefiere ni contárselas.

Ana es la novia de Fran, tal y como ella describe la relación sería algo así: “está bastante bien, ya sé que no es la bomba, pero bueno, yo estoy contenta con él”. Y después está Patricia, la prima de Ana, con la que Ana convive, y que no se lleva especialmente bien con Morgan, aun así forman la pandilla de colegas junto a Lito y Rosa.

La película es divertida, tiene muy buenos puntos y hay que reconocer que la mayoría de los aportes de este tipo los trae Morgan, interpretado por un genialísimo Javier Veiga, y aunque claramente se trata de una película de humor, esconde mucha crítica y toca muchísimos puntos.

Por un lado el conformismo, pronto te das cuenta, incluso con la descripción de Ana con respecto a su relación con Fran, que el conformismo está presente. El hecho de tener una pareja y, en base a lo que hay por aquí, plantearse que uno ya se da por satisfecho, conduce al conformismo. Ya sabes, la búsqueda eterna de la estabilidad, más allá de los desencuentros amorosos, cueste lo que cueste se antepone el conformismo, más si el grupo de amigos lo condiciona.

Amistad por condición y variable. Tal y como ocurre en la vida misma, ves que el grupo de amigos no es siempre del todo sincero, ya sea cuando -dirigiéndose a cámara- tanto Morgan como Tino hablan sobre lo que opinan de Fran, como cuando Fran les explica que tiene un nuevo trabajo, dedicándose a analizar las respuestas de Rosa o Ana.

El panorama laboral, sobretodo en los casos de Fran y Patricia puedes ver cómo dan saltos en busca de la dignidad laboral, dentro de un mercado donde se hará lo que sea, ya sea por medio de enchufismos o fingiendo una minusvalía por conseguir un curro tirando a decente. Y todo esto antes de la crisis, ojo ¡eh! Hay que tener en cuenta que El año de la garrapata es de 2004. Suponte ahora cómo está el panorama, Patricia bien lo sabe tras una experiencia, que se puede ver en la peli, que incluso hasta dio el salto a la publicidad ¿Recuerdas el mítico anuncio (creo que de un coche) que decía, entre gritos, aquello de: “Voy a venderlo todo! -¡¡con un par de cojones Fonseca!!- ¡Voy a venderlo todo! -¡¡Muy bieeen!! ¿Y vosotros qué vais a hacer hoy?”, lo recuerdas, verdad? Pues es una escena extraída de la película, tal cual, y ojo, no es una recreación para nada exagerada. Sé de lo que hablo, porque lo viví durante medio año.

Eurovisión. ¿Cómo? Espera, ¿esto a qué viene? Ojo que ya salta Fran con lo de “¡Eurovisión es el puto reflejo de la situación política en Europa!”, bueno, sí, tal vez, es sin duda una de esas conversaciones que fluyen entre Fran y Morgan durante la boda de Rosa y Lito. Si antes te hacía recordar un anuncio de publicidad, ya te adelanto que es uno de los momentos con los que más te vas a reír de la película, ya que difícilmente olvidarás varios momentos de dicha boda.

La película es divertida, tiene buenas actuaciones y -aunque oculta- buena dosis de crítica social. Varios y distintos elementos para verla más de una vez.

 

 

 

 

Propicios días!


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo