Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

¡Viven!

¡Viven!


Intérpretes: Ethan Hawke , Josh Hamilton , John Malkovich

Título V.O.: Alive!
País: Estados Unidos Año: 1993
Fecha de estreno: 30/04/1993
Duración: 127 minutos
Género: Biográfica



Sinopsis

El 13 de octubre de 1972, el equipo de rugby uruguayo Old Christians Club de Carrasco tiene un accidente de avión que les deja en medio de los Andes.  Aquellas personas que no mueren en el impacto o poco después a consecuencia de las heridas, el hambre y la hipotermia, han de conseguir sobrevivir.  Adaptación cinematográfica del libro homónimo basado en las entrevistas realizadas a los supervivientes.




N5 


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Nuria 23 enero 17

“¡Viven!” es una historia real de superación humana por la supervivencia.  En estos días de ola de frío, no se me ocurre nada mejor que “peli y manta (¡con estufa!)” y para contrastar ver una peli en la cual, la pantalla, principalmente se ve teñida de frío blanco (una pasada la capacidadn de sujestión).

Al margen de que sea propia o no de la época una película sobre un accidente en plena cordillera de los Andes quedando incomunicados en la nieve, la película, creo que es un peliculón.

En su día, cuando se estrenó no tenía edad para verla, pero de adulta he podido verla más de una vez.  Recuerdo que se le dio bastante “bombo”por dos motivos principales: una, es una película basada en hechos reales con datos veraces de la verdadera “Odisea” vivida por los supervivientes al accidente aéreo del 13 de octubre de 1972.  El otro factor que inundó las salas de cine, fue el morbo de que se presentara la escabrosa temática de la antropofagia (canibalismo, vulgarmente hablando).  La dignidad y moralidad de comer carne humana, además de otras trabas por alimentarse de la carne de una persona a la que seguramente conoces, se plantea en uno de los momentos más críticos de la cinta.

¡Viven! Es todo un ejemplo de heroicidad, de personas  normales y corrientes en condiciones extremas.  Impresionante como un grupo es capaz de organizarse para compartir los escasos recursos.  Además de soportar el hambre, la sed, y los -30ºC de temperatura, hay que lidiar con la naturaleza humana.   El egoísmo propio y necesario del instinto, las creencias religiosas, la salubridad en unas condiciones nefastas y de aislamiento, la sucesión de esperanza y desesperanza por ser rescatados, las voces líderes, las muertes que se van dando una tras otra… y por si fuera poco, aludes de nieve y de más dificultades.

La narración en primera persona por John Malkovich en el papel de Carlitos Páez 20 años después de acciedente, es escalofriante.  Y, la producción, aunque ya antigua y de los años 90, aún sigue siendo tremenda.  Pues, sinceramente, creo que la escena del  accidente en sí, desde que los pilotos empiezan a perder el control, está clavado, así como otros sucesos y accidentes que se dan en el hostil entorno nevado de los gigantescos  Andes.

Como de los 45 viajeros, 15 murieron en el acto, y día a día, más fueron cayendo como moscas, ya sea por consecuencia de las heridas, por caer enfermos, inaninción, congelación o similares.  Dramatismo mayúsculo, tener que vivir como personas de tu propio equipo y de tu familia sufren y padecen sin que puedas hacer nada, y no te queda otra que quedarte con los cadáveres ahí congelados. “¡Pelos como escarpias!” sólo imaginarme, tirada en la ieve, incomunicada y sufriendo con mis familiares de sangre, y la gran família que supone un equipo… se hace duro.  Se entrecruzan constantemente emociones y sentimientos varios, y no es para menos .  Rivalidades, amores, miedos, fe, esperanza, desesperanza, valentía y cobardía, todo se entremezcla y te arrastra la tendencia del grupo, del que te acabas sintiendo partícipe.

Al principio, como  es normal, la decisión es la de racionar víveres y mantener la calma esperando ser rescatados.  Varios aviones sobrevuelan la zona buscándoles pero el  clima no favorece su localización.  Creo que fue como a los 9 días que se les dio por muertos y se canceló la búsqueda.  Un par de los supervivientes, de los más fuertes del equipo,  Nando Parrado (Ethan Hawke), y Roberto Canessa (Josh Hamilton)  son los que cruzaron a pie los Andes hasta conseguir ayuda para el resto del grupo, pero el éxito no fue inmediato, más de un intento fue necesario y unos 72 días de calvario marcaron las vidas de este equipo para siempre.




N5 


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo