Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

Los amantes del círculo polar

Los amantes del círculo polar


Intérpretes: Fele Martínez , Najwa Nimri , Nancho Novo , Maru Valdivielso

Título V.O.: Los amantes del círculo polar
País: España Año: 1998
Fecha de estreno: 04/09/1998
Duración: 114 minutos
Género: Romance



Sinopsis

Los amantes del círculo polar presenta la relación entre Ana y Otto como una sucesión de casualidades, desde el primer momento en que se encuentran por primera vez, siendo unos chiquillos, hasta aquello que desencadena que continúen viéndose diariamente ya de adolescentes, cuando llega la etapa adulta ambos toman caminos distintos percibiendo que sus vidas estaban relacionadas desde antes de conocerse, durante y su rumbo se presenta en una línea paralela por medio de casualidades, casualidades esporádicas o provocadas a raíz de sus propios movimientos con las que sus vidas siempre están unidas.

 

 

 

N6


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Jaime Novo 15 diciembre 15

Tres han sido las veces que he visto "Los Amantes del círculo polar", la más reciente hace tan sólo unos días para escribir esta reseña, en la primera ocasión fue en el Instituto, en Audiovisuales, y ojalá pudiera recordar todas las películas que aquel profesor nos puso, la verdad. En aquel entonces yo tenía 15 ó 16 años. Hoy, con el doble de edad, el triple de experiencia, el cuádruple de buena disposición para el análisis y el quíntuple de camino recorrido le dedico unas líneas a esta película que acerca la distancia al conspirar con las casualidades.

Es mera casualidad, no hay ningún tipo de conspiración, el que hecho de que traiga una nueva película española a mi reciente repertorio, tras El Pico, Anacleto: Agente secreto y ahora "Los amantes del círculo polar".

Los amantes del círculo polar

La historia gira en torno a Otto y Ana, gira en torno pero con variables marcadas por un epicentro generado por medio de las casualidades, quizá naturales, quizá forzadas. Ambos se conocen desde pequeños, en circunstancias inestables, incluso dramáticas, y a esta coincidencia le dan una razón, cada cual a su manera. Pronto verás, cuando te pongas la película, que se topan en plena carrera, cada cual corría hacia ninguna parte por distinto motivo, coincidiendo en el punto de choque, lo que nos invita a pensar que, tal vez, ya estaban predestinados a recorrer un camino juntos, en una misma dirección, desde bien pequeños, del punto A al punto B, y aunque existan variables, como la fuga de Ana al punto C tras la huída de Otto -ya de adultos- coincidirán en pleno recorrido de Otto el piloto. Vuelo interrumpido y nueva coincidencia.

Otto el piloto, su nombre forma capicúa como el de Ana, Otto se llama de esta manera porque su abuelo conoció durante la guerra a un soldado alemán con dicho nombre, anécdota que finalmente resulta siendo clave.

De hecho, todo resulta siendo clave. Da igual dónde se encuentren a lo largo de su vida, la conexión entre ambos siempre es latente, y aunque la distancia sea mucha el concepto del mismo no existe para ellos y, pese a la ausencia de trato durante un largo tiempo y desavenencias que provoquen un distanciamiento, saben dónde encontrarse, y lo saben desde que eran adolescentes...

En la línea del círculo polar ártico.

Una adolescencia que viven juntos, puesto que, más allá de su encuentro inicial en plena carrera, en la que Ana corría de rabia y Otto perseguía un balón en la misma dirección, estaba convirtiéndose en el preámbulo de su conexión futura, una casualidad que quizá fuese provocada cuando vuelven a encontrarse, esta vez de forma definitiva. Cuando Ana corría de rabia, lo hacía como forma de negación tras la muerte de su padre, en ese instante cuando coinciden Ana y Otto por primera vez, Ana llega a considerarlo como un tipo de reencarnación de su propio padre, mientras que Otto empieza a sentir una curiosidad por ella que desembocará en un intento de acelerada coincidencia, coincidencia con cierta ayuda, por medio de mensajes escritos en aviones de papel que lanza desde el edificio de su colegio al patio de las niñas (ambos van a un mismo centro en el que niñas y niños estudian en edificios colindantes). Uno de esos aviones alcanza su destino, las manos de Ana, la cual considera que es un mensaje demasiado profundo como para no compartirlo y se lo da a su madre para que también lo lea, cuando su madre le pregunta sobre su procedencia Ana volverá a jugar con su capacidad intuitiva y señalará hacia el hombre que, instantes después, descubrirá que se trata del padre de Otto.

Quizá es el momento en el que prende la mecha, una casualidad predestinada o alterada, el caso es que tanto el padre de Otto como la madre de Ana inician una relación que significará que tanto Ana como Otto acaben conviviendo durante su adolescencia. La cual pasarán juntos de manera clandestina.

El transcurso de la vida situará de nuevo las piezas en distintos lugares, donde nuevamente las casualidades brillarán con luz propia, Ana lo describe como “la casualidad que estábamos esperando”, cuando Ana conoce al piloto alemán al que el abuelo de Otto salvó la vida. No sólo eso, hay más casualidades porque si todavía no te podías creer que estaban predestinados, Ana descubrirá otra noticia inmersa en “la casualidad que estábamos esperando”.

Cuando insinúo que en ocasiones se producen casualidades provocadas o que algo intercede de manera concreta para que lo opcional se convierta en casualidad, viene a ser por la influencia directa o indirecta de un factor externo, en este caso vengo a referirme a una de las citas del emprendedor Jeremy Kitson que dice así "El destino no es cuestión de casualidad, sino cuestión de elección. No es algo a lo que se deba esperar, sino algo a conseguir". Y Anna sabe perfectamente cómo conseguir lo que se propone.

Obviamente evito hacer spoiler, aunque ya deberías haber visto esta película al menos una vez. Ahora parece un buen momento para volver a verla. Momento en que cuyo reparto principal se encuentra en pleno apogeo de su carrera. Najwa Nimri, tras siete años, ha vuelto a revolucionar el panorama musical junto a Carlos Jean presentando “Najwajean”, a la vez que pronto volverá a encarnar a Zulema con la vuelta de Vis a Vis, actriz brillante y polifacética que un año antes de rodar “Los amantes del círculo polar” destacó de manera soberana en “Abre los ojos”. Fele Martínez, a quien también pudimos ver en "Abre los ojos", asimismo viene de comparecer en la parrilla televisiva con la serie Rabia. En lo que respecta a Nancho Novo ya suma 7 temporadas de su obra teatral "El cavernícola". Con lo cual en próximas fechas, cualquier momento es el adecuado para presenciar esta película más completa de lo que primeramente parece, debido a que son muchas las coincidencias, situaciones o casualidades que rodean a estos amantes. Amantes del círculo polar ártico.

¿Crees en las casualidades?

 

 

 

Propicios días!


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo