Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

Beautiful Girls

Beautiful Girls


Intérpretes: Martha Plimpton , Uma Thurman , Annabeth Gish , Lauren Holly , Rosie O'Donnell , Natalie Portman , Mira Sorvino , Timothy Hutton , Matt Dillon , Noah Emmerich , Michael Rapaport , Max Perlich

Título V.O.: Beautiful Girls
País: Estados Unidos Año: 1996
Fecha de estreno: 09/02/1996
Duración: 113 minutos
Género: Drama



Sinopsis

Película coral donde se narran las dudas existenciales de unos veinteñeros ya camino de la treintena, dudas ahondadas por las expectativas que tenía cada uno acerca de la vida en su adolescencia.

 

 

 

 

H5


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Hoeman 11 abril 13

Rodada en 1996, igual de vigente más de 15 años después; incluso de alguna forma anticipatoria en algunas de sus exhortaciones. Y es que el tema principal que ocupa la película es uno que cualquiera que haya vivido lo suficiente habrá experimentado: cuando se llega a una edad, que podríamos afirmar cercana a los 25 años, y uno se da cuenta que los sueños de juventud y adolescencia eran tan sólo una falacia autoinventada por nuestra propia mente y los condicionantes externos de la sociedad. Digamos que existe una edad crítica a partir de la cual uno se desencanta con la vida y ve que los sueños que tenía para su futura vida se quedaron en cenizas; que el paso definitivo a la edad adulta sólo lleva consigo mierda y desilusión. Porque de esto, entre otras cosas, versa esta película. Digamos que es un largometraje coral, donde varios de un grupo de amigos, ejercen de protagonistas. Se centran más en los pensamientos, las vivencias, las sensaciones, etc. de los tíos, probablemente porque el director, Ted Demme, y el guionista, Scott Rosenberg, son tíos.

Sin duda recomiendo el visionado de ésta a todo el que haya experimentado algo similar a lo descrito anteriormente, porque es una película que además va mucho más allá, con momentos realmente brillantes, y una trama muy interesante: mantiene en vilo y hace que uno desee que no le entren ganas de orinar para verla del tirón. Sobresale especialmente en los soliloquios, por ejemplo me estoy acordando de la perorata de la protagonista interpretada por Rosie O´Donell en el supermercado a Willie y Tommy, donde viene a decir, a resumidas cuentas, que los tíos se fijan demasiado en el físico de las mujeres, y que ése es una de los motivos por los que las relaciones no suelen funcionar, porque no hay nada sólido detrás; y además obliga a las mujeres normales a “entrar en el mismo juego”: alicatarse hasta la extenuación y competir por ser la reina la belleza para conseguir una relación basada únicamente en el físico. Pero nada mejor que verlo uno mismo:



La contestación de Tommy simplemente HILARANTE. Por otra parte: ahora muchas chicas delgadas también tienen tetas grandes (al menos eso es lo que se vislumbra en las discotecas de Valencia).

Otro delirante monólogo es el de Paul, un ser obsesionado por las modelos, cuyo mayor anhelo en la vida sería follarse a (y emparejarse con)  una top model. Identifica el estar junto a una belleza de tal calibre con  el poder, la seguridad, el disfrute, etc. En definitiva: la felicidad suprema.



Éstas son las escenas que se me quedaron grabadas, pero existen más de este tipo. Con un humor negro que no logra disimular la verdad implícita de lo que se dice. Así es la película: en cierta manera no se queda con una sola cara sino que te muestra distintos puntos de vista acerca de los temas que plantea. Quizá ahora deba hacer un breve resumen de los personajes y los problemas existenciales que están sufriendo:

Willie Conway es un músico que no ha logrado triunfar y se gana la vida con la música a duras penas, vuelve al pueblo “con el rabo entre las piernas” ya que su deseo de adolescencia no se ha cumplido. Aun así tiene una novia guapa, simpática, buena persona,… pero se ve inmensamente atraído por una joven lolita (interpretada por Natalie Portman), ya no sólo atraído, sino que conectan de forma auténtica: pese a que sabe que es un “amor imposible”, por la presión ejercida por la sociedad y porque el irrefrenable sentimiento de la muchacha, cambiará con el tiempo, según le dice el propio Willie en otra escena mítica (http://www.youtube.com/watch?v=eoJFi1P5Mzg); y pese a lo comentado… Willie tiene serias dudas. Además, no sólo están las cuestiones directas de elegir una opción (su novia) y otra (la dulce lolita), sino todo lo que conlleva (lleva asociada) la decisión.

Tommy siempre ha sido el “malote”, “guaperas” y “ligón” del grupo: ahora sale con una chica realmente guapa (interpretada por Mira Sorvino) y que le “conviene”; pero no quiere dejar atrás su pasado, y más específicamente, la novia del instituto, que hay que reconocer que es una belleza despampanante (Lauren Holly es la actriz).

Mo es el más avanzado en esto de vivir y comportarse como se supone debe un verdadero adulto; está casado y tiene hijos, además de una empresa. Es un padre de familia hecho y derecho, aunque también tiene reminiscencias por los viejos tiempos.

Por último Paul es el obseso de la belleza física femenina, celoso de su novia, que decidió tomarse un descanso con él. Bastante excéntrico, tiene su habitación plagada de fotografías, recortes y pósters de mujeres-modelo. Veremos sus rifi-rafes con su (ex)novia y toda la parafernalia que destila su cabeza.

Creo que es a partir de estos cuatro personajes desde donde se enlaza con otros personajes y desde este punto se cuentan historias interconectadas realmente estimulantes e interesantes. La película va sobre el último vestigio del “síndrome de Peter Pan”, pero también sobre la amistad duradera desde las edades tempranas, la falacia de los sueños adolescentes, la  irremisible búsqueda de horizontes lejanos (que se asocian a la futura felicidad), la polaridad entre rabia y resignación de lo que experimenta uno cuando analiza (aunque sea inconscientemente) qué es lo que le ha deparado, le está deparando y le deparará la vida, etc. Además la banda sonora es cojonuda.

Como posibles críticas que podrían considerarse negativas, creo que la mujer asume un segundo plano en el film, salvo intervenciones aisladas y en algunos casos excepcionales (como prácticamente cada vez que aparece el personaje de Natalie Portman, o la ya mentada escena del supermercado protagonizada por Rosie O´Donnell). Pienso que se da también sobre todo en  los personajes femeninos la caracterización plana y simplista del tipo “ésta es buena y ésta es mala”. Y aunque no la considero anacrónica: a día de hoy por lo menos, las mujeres están tan interesadas en el físico como los hombres, de forma que incluso podríamos afirmar que se consigue una profecía autocumplida inconsciente, o similar.

"¡¿Por qué siempre puteamos a las buenas?!"

El final tiene interpretaciones en dos vertientes: depende si le aplicamos un punto de vista optimista o pesimista. A primera vista puede parecer más lo primero, pero tras pensarlo con más detenimiento, personalmente me posiciono en la alternativa. Dicho todo lo cual: concluyo en que es un largometraje que me ha gustado muchísimo: es impactante visualmente, narra historias interesantes, reflexiona sobre temas existenciales que todos en algún momento hemos sopesado, da qué pensar, musicalmente también resulta muy atractiva, etc.  Supongo que podría definirse como una película de corte existencialista pop.


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo